Edzná, la casa de los Itzaes

Dicen que todos los viajes tienen destinos secretos de los que el viajero es inconsciente. Por eso hoy, les comparto un sitio muy especial: La zona arqueológica Edzná, en Campeche.
Este sitio, se encuentra muy cerca de la ciudad capital (menos de 55 kms), por lo que se convierte en un recorrido obligado para todos los visitantes.


Históricamente tiene una larga ocupación y asentamiento del pueblo maya, así que, para los amantes de la arquitectura, este es el sitio en donde se pueden encontrar diferencias arquitectónicas en los edificios. Aquí podemos encontrar estilos tempranos como el peten en el Templo del Sur o bien, un poco más estilizados como el estilo Puuc, con el patio del mismo nombre. Pero no solo eso, Edzná guarda tesoros muy singulares como: mascarones, baño de vapor, escaleras jeroglíficas y ¡hasta el vestigio de una mujer gobernante!

Al transitar por el sitio, puedes observar numerosas iguanas, que al final de todo, se han convertido en las guardianas naturales del lugar. Pero no sólo eso, es un sitio ideal para observar aves como pájaros carpinteros, colibríes y hasta aguilillas.

Su más notable estructura es el edificio de los 5 pisos con más de 39 metros de altura. ¿Te imaginas? Así que, con ese pasado esplendoroso y una naturaleza vívida, es imposible no encantarse de la enigmática ciudad del valle: Edzná.

Berenice Ceballos-García.